Saltar al contenido

Cosas de niños

De entrada hay que decir que en estos tiempos encontrar niñera no es fácil. Y en casa aún resulta más complicado, porque nos duran poco y tengo que contratar a una nueva cada dos por tres. No es porque sea quisquilloso, mi única aspiración es que les guste a los niños, pero ninguna les parece suficientemente buena. No hay candidata que no descarten por alguna razón absurda. Sin ir más lejos, hoy se han negado en redondo a aceptar a una joven únicamente por considerarla demasiado delgada. Me ha resultado imposible encontrar la manera de convencerlos de que eso no tenía tanta importancia y, cansado de discutir, los he mandado a la cama sin cenar. Ya cederán cuando les entre hambre. No sé porqué no les ha apetecido, será porque rebañar los huesos es cosa de gente mayor.

 

Seleccionado como finalista del IV Certamen de Microrrelatos Javier Tomeo.

 

cosas-de-niños

Publicado enConcursos

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: