Saltar al contenido

Desigualdad

En su sueño, un imperturbable funcionario al otro lado de una ventanilla le otorga una patente sobre la máquina que ha inventado para confeccionar fantasías. A partir de ese instante, nadie puede soñar sin pagar derechos, lo que no tarda en reportarle cuantiosos beneficios. Durante un tiempo disfruta una vida despreocupada, hasta que un día su júbilo se transforma en desconsuelo al descubrir que las personas con pocos recursos ni siquiera pueden permitirse el lujo de imaginar una vida mejor. Se despierta empapado de sudor, ahogado en un mar de impotencia, consciente de que algo muy parecido ya está inventado.

 

desigualdad

Publicado enSin clasificar

2 comentarios

  1. Me ha entusiasmado y te digo de corazón que perfectamente podría pasar por la sinopsis de una novela. Sería genial que tirases del hilo y creases una historia más larga. Me da que sería todo un éxito.
    Un abrazo.

  2. Lluís Talavera Lluís Talavera

    Gracias por tu comentario, Rebeca, me, eres muy generosa. Lo tomaré en cuenta, aunque creo que va a pasar un tiempo hasta que me vea capaz de escribir una novela. Un abrazo!!

Responder a Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Rebeca Gonzalo Ƹ̴Ӂ̴Ʒ Cancelar respuesta

A %d blogueros les gusta esto: