Saltar al contenido

Identidad conflictiva

«Lo que usted diga, doctor Frankenstein» —responde el monstruo poniéndose manos a la obra. Aun cuando la piel amarillenta sea tan mórbida que deje ver las costuras del rompecabezas humano engarzado por su criatura, el doctor se entusiasma. «Se acabó la farsa» —piensa ante el espejo admirando la reconstrucción de la que ha sido objeto y sintiéndose completa por primera vez en mucho tiempo.

 

identidad-conflictiva

Publicado enSin clasificar

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: