Saltar al contenido

Performance

El teatro se halla absolutamente vacío. Los actores la observan atentamente desde el escenario siguiendo sus movimientos con expectación, es el único punto de atención en aquel patio de butacas desierto. Las luces se apagan y una prolongada ovación rompe el silencio, a lo que ella responde con una reverencia y arrojando un beso con ademán gracioso. Primero, se viste con una indumentaria que anuncia la identidad del personaje. A continuación, extiende el maquillaje intentando aparecer lo más natural posible, pero el rictus de su rostro moldea una careta grotesca. Desde la puerta, contempla el foso que separa el teatro del inmenso escenario de su existencia. Repasa la escena y, como cada día, sale a la calle dispuesta a repetir la misma función.

 

performance

Publicado enSin clasificar

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: