Saltar al contenido

Regreso al futuro

No podía seguir adelante sin ella, prefirió volver atrás. La besó después de los postres. Cenaron. Cocinó un plato especial. La invitó a cenar tras comprobar la buena química que había entre ellos. Quedaron varias veces para tomar un café, o una copa, daba igual, era una excusa. Se disculparon casi a la vez con una sonrisa tonta plantada en la cara. Simuló que tropezaba con ella por casualidad. Llegado a ese punto, decidió no observarla en secreto de forma casi obsesiva durante semanas. Y buscó otra víctima a la que no echara tanto de menos.

 

regreso-al-futuro

Publicado enSin clasificar

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: