Saltar al contenido

Vade retro

Todavía en el salto del sueño a la vigilia, percibe en el aire el olor del incienso, abre los ojos y se encuentra en ese otro mundo que no conoce. El individuo vestido de negro da voces rabiosas en un idioma extraño haciendo el signo de la cruz. A su lado, la joven llora y grita que ha visto al diablo. La anciana repite un susurro incesante, como una plegaria, mientras rocía con agua la habitación. Aterrado ante la posibilidad de perder la cordura, se planta en la ventana y salta, con la única esperanza de que en aquel universo de pesadilla los ángeles de la guarda puedan volar.

 

vade-retro

Publicado enSin clasificar

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: