Saltar al contenido

Mes: agosto 2017

Gentrificación

El viajero, vestido con traje de color vainilla, espera paciente en el control de inmigración del aeropuerto mientras al otro lado de la ventanilla un policía examina su pasaporte. El agente niega con la cabeza desconcertado, el pasaporte es de Orsia, un país que no existe. Sospecha que es falso, pero el vacío legal sobre países inexistentes no le permite detenerle ni acusarle de nada. Cuestionado acerca del propósito de su viaje, el turista explica que viene de un lugar donde los aeropuertos son mucho más fríos y que busca un lugar más confortable en el que gastar su dinero. La declaración no despeja ninguna de las dudas iniciales, de modo que, para evitar problemas, se decide expulsarlo del país. Con este propósito, una pareja de funcionarios de los cuerpos de seguridad es designada para que le escolten hasta su lugar de origen en el mismo vuelo en que ha llegado. Concluida la misión, los funcionarios regresan en avión al día siguiente y al ser identificados en el aeropuerto muestran pasaportes de Orsia. Son trasladados a una sala atravesando una multitud vestida de color vainilla que ya comienza a saturar el control de inmigración de forma preocupante.

gentrificacion

Seleccionado en la convocatoria Julio-Agosto 2017 de Esta Noche Te Cuento y finalista anual.

Deja un comentario

Onanismo judicial

La mujer conducía cuando se produjo el accidente en el que falleció su marido. A fin de establecer responsabilidades penales, busca representación legal para demandarse a sí misma y con la urgencia que otorga el autoempleo acepto encantado el encargo de acusarla y defenderla, tras informar de que solo cobraré mis honorarios si no pierde. Eufórico por haber conseguido dos nuevos clientes, contrato a un detective con su correspondiente licencia para investigar el asunto, quien tras minuciosas pesquisas averigua que la carretera rebosaba de arena resbaladiza, sin que el automóvil dispusiera de las cubiertas preceptivas. En la vista oral expongo estas evidencias con gran elocuencia, consiguiendo que la conductora gane y pierda el juicio. Pero no tengo tiempo para celebraciones; ya estoy estudiando denunciarme a mí mismo por impago de salarios.

 

onanismo_judicial

Deja un comentario

El problema de la vivienda

Conduciendo demasiado bebido, el joven buscaba un hotel para pasar la noche cuando el gps le jugó una mala pasada y acabó empotrado en la entrada de una comisaría. Al preguntar si tenían habitaciones libres, la policía lo encerró en una celda. Por la mañana, sin embargo, los agentes se sintieron comprensivos y le prepararon un desayuno buffet, para acabar ofreciéndole más tarde pensión completa. Al cabo de los meses se había convertido en huésped habitual, aceptando de buen grado la propuesta de pasar a una celda superior. En cierto momento, con la confianza que le otorgaba llevar un año en el calabozo, confesó que tenía novia y que buscaban un lugar donde vivir juntos. Con paciencia, los policías llevaron a cabo las obras necesarias para unir varias celdas a fin de que la pareja tuviera un hogar. Apenas llevaban tres o cuatro meses conviviendo, cuando la madre de la chica contrajo una enfermedad que requería cuidados y la acogieron. Esa navidad los tíos de Alicante vinieron de visita y se quedaron a dormir. El verano siguiente, mientras decidían no salir de vacaciones porque para qué con lo bien que se está en casa, llegó una resolución judicial decretando que no se les podía mantener por más tiempo en prisión. Con tristeza, la policía se vio obligada a proceder al desahucio y la familia se encontró en la calle. Hoy han pasado por delante de un banco con un letrero en la puerta invitándoles a entrar: «Consiga la vivienda de sus sueños». Les ha parecido muy interesante. Ya han avisado de que en breve tres personas, una de cierta edad, atracarán el banco. Y de que prefieren cama doble si es posible.

 

Publicado en la revista Letralia

dulce_hogar

Deja un comentario
A %d blogueros les gusta esto: