Saltar al contenido

Onanismo judicial

La mujer conducía cuando se produjo el accidente en el que falleció su marido. A fin de establecer responsabilidades penales, busca representación legal para demandarse a sí misma y con la urgencia que otorga el autoempleo acepto encantado el encargo de acusarla y defenderla, tras informar de que solo cobraré mis honorarios si no pierde. Eufórico por haber conseguido dos nuevos clientes, contrato a un detective con su correspondiente licencia para investigar el asunto, quien tras minuciosas pesquisas averigua que la carretera rebosaba de arena resbaladiza, sin que el automóvil dispusiera de las cubiertas preceptivas. En la vista oral expongo estas evidencias con gran elocuencia, consiguiendo que la conductora gane y pierda el juicio. Pero no tengo tiempo para celebraciones; ya estoy estudiando denunciarme a mí mismo por impago de salarios.

 

onanismo_judicial

Publicado enSin clasificar

Sé el primero en comentar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: